Lynyrd Skynyrd - Last of a Dyin’ Breed (2012)

Pin it
Lynyrd Skynyrd - Last of a Dyin’ Breed (2012) - 3.7 out of 5 based on 11 votes

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

¿Qué se necesita para que una banda se convierta en leyenda?

 

Quizá poseer un repertorio en el que abundan canciones convertidas en himnos. Puede que una carrera de cuatro décadas sustentada por una incondicional base de fans. Ayudaría ser los abanderados de un estilo musical, de una forma de vida, incluso de una zona geográfica. Pero siempre es definitivo haber sufrido, por lo menos, una muerte trágica entre sus componentes. No digamos si esa banda ha sido repetidamente golpeada por la tragedia con la desaparición de sus miembros y, sin embargo, siempre ha sido capaz de renacer de las cenizas...

 

Entonces Lynyrd Skynyrd son más que legendarios, pues en su caso cumplen todas las premisas anteriores. Elevados a enseña del Rock Sureño y convertidos en un icono cultural que supera generaciones. Y en Last of a Dyin’ Breed no van a traicionar sus principios.

 

El único miembro original superviviente Gary Rossington (guitarra) con Johnny Van Zant (voz desde que el grupo se recompusiera tras los diez años que necesitaron para recuperarse del accidente de avión que se llevó a buena parte de la banda en 1977) y Rickey Medlocke (guitarra, ex-Blackfoot, con ya dieciséis años en LS) son las piezas más estables que hacen latir el corazón de la banda. Sin problemas para encontrar apoyos con los que abrumarnos con otro bombardeo de enérgico guitarreo con auténtico músculo, canciones que se te quedan enganchadas en la memoria, guiños autobiográficos y a sus temas de siempre y el espíritu del Sur de EE.UU. presente en cada resquicio.

 

Como ya apuntaban en su anterior trabajo de estudio God & Guns de 2010 quizá se hayan dejado por el camino algo de su sonido clásico que bebía del Country y el boogie y, como consecuencia, acaban sonando más a Rock duro (entre otros colaboradores repite John 5, guitarrista de Marilyn Manson) oscilando hacia las tendencias contemporáneas más comerciales.

 

Pero todo se perdona cuando uno es seguidor de Lynyrd Skynyrd, más que una leyenda.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Novedades en el foro

Ultimos comentarios